Consejos para la piel irritada

Vitamina A para la piel

También conocida como ácido retinoico o retinoide, la vitamina A es un nutriente que posee distintos beneficios, tanto para la piel, como para la visión y el sistema inmunológico, además de que proporciona una alta protección contra el envejecimiento prematuro. A continuación, te daremos detalle acerca de todo lo referente a esta vitamina.

Qué es la vitamina A y cuáles son sus funciones

Este micronutriente forma parte del grupo de vitaminas liposolubles, es decir, que son solubles en un  medio graso. Por ende, esta se almacena principalmente en el tejido adiposo y en el hígado. Se puede encontrar en distintos alimentos en forma de betacaroteno, el cual tiene una gran función antioxidante. Una vez que entra al cuerpo con la comida y es absorbido, el betacaroteno se transforma, mediante reacciones químicas, en vitamina A.

Por otro lado, esta vitamina cumple una gran cantidad de funciones en el organismo, como es el caso del crecimiento, reparación y mantenimiento de los tejidos, específicamente la piel y las mucosas. También juega un rol importante en el fortalecimiento del sistema inmune y ayuda a la visión nocturna, así como en la producción de distintas hormonas y enzimas que juegan gran papel en el metabolismo.

Al existir un déficit de esta vitamina, la piel se vuelve seca y comienza a descamarse; además, pierde su brillo y comienza a arrugarse de manera muy rápida. En muchas personas con deficiencia de retinol, se presenta sensación de ardor y picor en toda la piel.

Qué beneficios posee la vitamina A para nuestra piel

La  vitamina A brinda  diferentes beneficios para para la piel:

  • Efecto antiarrugas: es uno de los nutrientes que más ayuda al efecto antienvejecimiento en la piel, ya que regula la queratogénesis, lo que es fundamental para poder tener una piel humectada, tersa y suave. Por este motivo, el déficit de esta vitamina genera una piel seca y pruriginosa.
  • Pigmentación: el ácido retinoico es una de las sustancias que fomenta una piel sana y con buen bronceado, además de que favorece el mantenimiento y desarrollo de los pigmentos.
  • Acción antioxidante: el retinol tiene acción antioxidante, por eso evita el envejecimiento mediante la anulación de los radicales libres.
  • Efecto cicatrizante: debido a que la vitamina A forma parte del mecanismo de regeneración celular, va a favorecer el proceso de cicatrización de la piel.
  • Hidrata la piel: la vitamina A normaliza la piel seca y deshidratada, por lo que ayuda a restaurar la piel frágil y sensible, protegiéndola de agentes externos.

Alimentos ricos en vitamina A

Par poder proporcionar vitamina A a nuestro organismo, existen diferentes alimentos de los que podemos obtenerla, como por ejemplo:

  • Carnes y pescados: ya sea de ganado bovino, pollo o pavo, aportan vitamina A y, además, poseen vitamina B12, que ayuda a la producción de las células sanguíneas. Por otro lado, la carne de pescado y mariscos también aportan buena cantidad de vitamina A.
  • Huevo: el huevo es uno de los alimentos más ricos en vitamina A, además de que posee minerales como el fósforo, selenio y zinc, que son también importantes para las distintas reacciones químicas en el organismo.
  • Verduras: la zanahoria, col, batata y el brócoli, son parte de las verduras que más retinol poseen, y a la vez tienen un alto contenido en fibra que ayuda a las funciones del sistema gastrointestinal.
  • Frutas: el melón y mango, además de tener minerales y otros compuestos que benefician al cuerpo humano, también son ricos en vitamina A.

Vitamina A por vía tópica

Muchas veces no es suficiente tener una alimentación sana y equilibrada, por lo que se recomienda la aplicación de emulsiones hidratantes o cremas a base de vitamina A. Por este motivo, existen cremas con vitamina A que se pueden usar de forma tópica para aplicarla sobre la piel y de esta manera contribuir a tenerla más hidratada, tersa y fresca.

Halibut Pomada Regeneradora está diseñada para ayudar a restaurar la superficie cutánea, sobre todo en aquellas pieles frágiles y sensibles. Además, brinda protección ante irritaciones en la piel, lo que previene las grietas cutáneas.

Se aplica fácilmente: basta limpiar la zona a tratar y, posteriormente, cubrir la piel con una capa de crema mediante un suave masaje, pudiéndose aplicar de 2 a 3 veces al día. Además, esta pomada posee óxido de zinc, que actúa como una barrera protectora en la piel, protegiéndola de cualquier irritación o infección. También posee lanolina, que tiene la poderosa función de atraer la humedad a la zonas más secas de la piel, y de esta forma mantiene una superficie hidratada y suave. Estos elementos, combinados con la vitamina A, ayudan a potenciar sus efectos y maximizar los beneficios que dicho nutriente aporta a la piel.

Comparte este articulo

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar y seguir navegando o SI CONTINÚA NAVEGANDO acepta su uso completo”.

Configurar cookies Aceptar