Consejos para el picor de piel

Prurito: síntomas, causas y tratamiento

Cuando una persona siente que una zona de su cuerpo le pica y, en consecuencia, se rasca, se ve como un hecho totalmente normal, sin embargo, no es habitual asignar el nombre correspondiente a este proceso.

El concepto que define lo anterior es “prurito”. A veces, la sensación que produce es puntual, sin embargo, en ocasiones, se extiende en el tiempo, por lo que es necesario saber hacerle frente con el fin de aliviar el picor de piel cuanto antes.

¿Qué es el prurito?

Tal y como se ha explicado en el párrafo anterior, la picazón en el cuerpo recibe el nombre de prurito. Por supuesto, como todo el mundo sabe, esta sensación es irritante e incómoda, y lo normal es querer rascarse. Normalmente, la razón por la que aparece es porque la piel está seca. Sin embargo, existen muchos otros motivos por los que aparece el prurito. Dependiendo de la causa, la dermis puede mostrarse con un aspecto normal, áspero, con protuberancias o enrojecido. En el caso de que alguien se rasque de una forma continua puede provocar que la zona sangre, se infecte o, incluso, se engrose. Por ello, lo más recomendable es evitarlo.

Causas del prurito

Son muchas las causas por las que se produce el prurito. Entre las más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Problemas en la piel: algunas de las causas más comunes del prurito son los problemas de la piel, como es la psoriasis, la piel seca, las picaduras de insectos, las cicatrices, las quemaduras o la urticaria.
  • Problemas internos del organismo: las razones por las que tiene lugar el prurito, a veces, no tienen relación con el hecho de que la piel, de forma externa, sufra algunas de las causas mencionadas en el punto anterior, sino que están ligadas a razones internas que puede tener el organismo, como la anemia o la diabetes.
  • Reacciones alérgicas o irritación: las sustancias químicas, la lana o los jabones pueden provocar, en ocasiones, que la piel se irrite. Por ello, aparece un sarpullido y su posterior picazón. También es posible que esta situación sea provocada por un medicamento o algunas plantas.
  • Otras causas del prurito: además de las anteriores, el prurito puede ser provocado, por ejemplo, por un trastorno obsesivo-compulsivo que impide a la persona dejarse de rascar en un punto determinado. Otro motivo son los nervios pinzados, que también harían que apareciese la sensación de picazón.

Síntomas del prurito

El hecho de que se sienta picazón en la piel y se quiera actuar ante ello, rascándose, provoca algunos síntomas sobre la dermis, ya sea en un brazo, en el cuero cabelludo, en una pierna o en cualquier otro lugar del cuerpo. Estos son los siguientes:

  • Marcas de rascado.
  • Manchas, bultos o ampollas.
  • Enrojecimiento.
  • Piel agrietada y seca.
  • Manchas ásperas y escamosas.

En ocasiones, la sensación de picazón, es decir, el prurito, puede durar un periodo largo de tiempo y ser intenso. Cuanto más se rasque la zona, mayor será la picazón. Romper este ciclo de picazón-rascado puede ser difícil, motivo por el que hay que buscar cuanto antes una solución al problema.

Tipos de prurito más comunes

Los tipos de prurito más comunes son:

Prurito acuagénico

Tiene lugar cuando la piel se pone en contacto con el agua y esta causa reacción, independientemente de su temperatura.

Prurito genital

El prurito genital puede aparecer por alguna infección del organismo, por irritación, por reacciones alérgicas o por el roce continuo con la ropa interior.

Prurito generalizado

El prurito generalizado es el que aparece a lo largo de la piel, pudiendo darse en cualquier parte del cuerpo.

Cómo acabar con el prurito

Existen muchas formas a la hora de hacer frente al prurito. Normalmente, las personas encuentran alivio en el cuidado personal, como bañarse con agua tibia, usar jabones suaves o hidratarse la piel de manera diaria. Los apósitos húmedos o los sprays de agua también permiten que la dermis se muestre más calmada.

Uno de los productos más destacados en estos casos es Halibut Calma Hidrogel, capaz de aliviar la sensación de picor en pieles irritadas, secas o sensibles en solo un minuto y de forma duradera. Tiene un triple efecto, ya que protege la dermis, refuerza la barrera cutánea y disminuye la sensación de picor.

Igualmente, llevar a cabo otras rutinas, como seleccionar los tejidos adecuados, poner remedio al motivo por el que la piel sufre picazón en vez de rascarse de manera continua o alejarse de todos aquellos elementos que pueden producir alergia permite que el prurito apenas se produzca o, al menos, no lo haga de manera continuada. Así, por ejemplo, las prendas de algodón o usar productos que alivien las picaduras de insectos son grandes remedios ante la picazón. De este modo, crear una rutina saludable siempre es importante.

Comparte este articulo

En Halibut,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.